martes, 19 de julio de 2016

MI FRASE

Perdóname.
Mi ultima frase fue esa, perdóname.
Aquí en la sala del hospital, cobijado de cada persona especial y sin poder hablar.
Yacia sobre todo en mis sentido fuera y las lagrimas a penas.
No entendia nada. Ni como escribo esto.
Pero comprendia que era el momento que es tiempo de seguir; a donde, no lo se.
Pero aqui vamos.
Una, dos, tres.
Cada abrazo hacia crugir cada uno de mis llantos.
Cada palabra me libraban de esta agonia.
Cada beso me inspiraba a seguir.
Y asi, sin mas ni menos olvide.
Segui.
Sin antes. 
Perdoname.
Varias veces repite la frase. Mi frase.
Queria perder, morir, dejar, olvidar y no aceptar.
Pero aqui estaba.
Mi vida era el tiempo promedio de la historia corta del ser y es que al final nada de esto es aceptable mas que la propia muerte.
Nada.
Ese perdon era parte de mi. Ese perdon era perdonamer a lo que fui, soy y sere.
Ese perdon es el que me llevo a mi cama a mi muerte.
Y al final.
Expresado.
Perdoname.
Pero yo, yo soy quien tengo el poder de perdonarme y ceder.