miércoles, 9 de octubre de 2013

METROPOLIS

"TU VIDA,  ESTILO DE SOBREVIVENCIA"
 
Se me hizo una eternidad, el trayecto de venida a casa. Con la lluvia a lo que da y el Sistema de Transporte Colectivo (Metro) súper lento, fue todo un caos, un cansancio viajar como "animales" amontonados.
Pero que se le puede hacer,  es una metrópoli a todo lo que da, con gente que viene y va y vuelve a venir. Simplemente con los quehaceres de todos los días, subir, bajar, caminar, correr, empujar y sobrevivir a la multitud del vaivén.
Lo bueno; te encuentras de todo, desde chicas intelectuales hasta de las que menos te imaginas, a veces sonrisas que te dejan ver y otra veces, caras y gesticulaciones malhumoradas que se dejan salir de la faz de su dueño. Niños, tal vez, que toman de la mano a su madre y a veces niños durmiendo sobre los brazos de su padre, rumbo a la escuela o al kínder o al trabajo de sus padres para cuidarlos. Simplemente gente que vaga por los andenes, por las calles de la metrópoli para su destino, el trabajo, que deja traer el pan de todos los días. 
Una metrópoli, que nació y creció en 400 años, evoluciono y cambio la vida de aquellos seres. Una metrópoli que esta en movimiento y en crecimiento, que se mueve al son de los rayos del sol, de la música sonora de la noche y de los vientos sobrenaturales de las platicas humanas, de los lloriqueos de niños hambrientos y de golpes pequeños al nacer, de mentes brillantes que se desenvuelven y de sueños que se intentan alcanzar.
Metrópolis. Solamente un lugar para vivir, (en paz, en guerra) pero para vivir cómodamente en lo que cabe de la palabra.